Deprecated: Function get_magic_quotes_gpc() is deprecated in /home/aldiablo/public_html/coaweb/libraries/f0f/input/input.php on line 102

Deprecated: Array and string offset access syntax with curly braces is deprecated in /home/aldiablo/public_html/coaweb/libraries/f0f/database/driver/joomla.php on line 599

Deprecated: Array and string offset access syntax with curly braces is deprecated in /home/aldiablo/public_html/coaweb/libraries/f0f/database/driver/joomla.php on line 599

Deprecated: Function get_magic_quotes_gpc() is deprecated in /home/aldiablo/public_html/coaweb/libraries/f0f/input/input.php on line 102

Deprecated: Function get_magic_quotes_gpc() is deprecated in /home/aldiablo/public_html/coaweb/libraries/f0f/input/input.php on line 102
Nuestro compañero José Luis García Rúa fue despedido en Granada con el himno "A las barricadas”
Menu

Nuestro compañero José Luis García Rúa fue despedido en Granada con el himno "A las barricadas”

Nuestro compañero José Luis García Rúa fue despedido en Granada con el himno "A las barricadas”

Francisco y Héctor García, hijos José Luis, y su nieto Héctor trazaron un emocionado retrato del intelectual y activista gijonés y compañero en la anarquía.

Palabras emocionadas, versos que Antonio Machado dedicó a Francisco Giner de los Ríos, música del grupo asturiano "Mus", banderas anarquistas y  anarcosindicalistas y el himno libertario "A las barricadas". El intelectual y activista gijonés y compañero en la anarquía José Luis García Rúa fue despedido ayer en Granada, ciudad de cuya Universidad era catedrático emérito y en la que falleció el pasado viernes, por familiares, amigos, discípulos, admiradores y compañeros.  Una ceremonia sencilla y cálida a la vez, como le hubiera gustado a nuestro compañero, en la que intervinieron desde la emoción sus hijos Francisco y Héctor. También su nieto Héctor García, que dejó una última enseñanza del abuelo y maestro: "Quería compartir las últimas palabras que pude escuchar de su boca. Estaba con él y me dijo:'Yo ya no puedo hablar; háblame tú de la vida".

A García Rúa, ejemplo de una vida orientada por la noción y la práctica de la libertas y la ayuda mutua, le hubiera gustado lo que dijo ayer su nieto Héctor en el cementerio granadino de San José: "Y eso es lo que yo creo que debemos hacer: hablar todos de nuestras vidas, porque, al fin y al cabo, aunque yo soy muy joven, creo que eso es el mundo, compartir nuestras vidas".

El coche fúnebre con el cuerpo de nuestro compañero llegó al camposanto granadino hacia las cuatro y media de la tarde. Entre los ramos de flores y las coronas, una de los compañeros de la CNT de Asturias y León. También hubo representación de la familia gijonesa de García Rúa. Un emocionado Pelayo García Rodríguez, sobrino del catedrático, viajó durante la madrugada de ayer hasta la ciudad andaluza para asistir a la despedida de su tío. Un hijo del también desaparecido filósofo y escritor anarquista Agustín García Calvo quiso estar presente en la despedida de García Rúa.

Se leyeron comunicados de la Asociación Internacional del Trabajo (AIT), de la que el anarcosindicalista gijonés fue secretario general. Intervino asimismo el político socialista José Antonio Pérez Tapias, quien llegó a disputar la dirección del PSOE a Pedro Sánchez en 2014. Habló en calidad de decano de la Facultad de Filosofía y Letras de la Universidad de Granada, donde García Rúa, de quien hizo un ceñido elogio, se jubiló como profesor en 1988 y en la que siguió impartiendo clases como catedrático emérito quince años más.

Fue una ceremonia de la palabra concurrida, con presencia también de militantes de las Juventudes Libertarias. García Rúa, que falleció a los noventa y tres años, ejerció a lo largo de su vida un renovado magnetismo sobre sucesivas generaciones. Muchos jóvenes veían en el filósofo y escritor (también fue poeta) un ejemplo de coherencia ética. Y no sólo por su activo compromiso con la lucha por las libertades durante el franquismo, que le represalió de manera sistemática forzando su despido de varios centros académicos (de la Universidad de Oviedo, por ejemplo), sino también por su visión anarquista del futuro.

De ahí que a muchos de los asistentes a la ceremonia granadina de ayer les pareciera del todo acertada, ajustada a la ocasión, la lectura de los versos que Antonio Machado dedicó a Francisco Giner de los Ríos. Es un poema incluido en el libro "Campos de Castilla", donde su autor homenajea a su manera al ilustre pedagogo, creador y director de la Institución Libre de Enseñanza: "Como se fue el maestro,/ la luz de esta mañana/ me dijo: Van tres días/ que mi hermano Francisco no trabaja./ ¿Murió?... Sólo sabemos/ que se nos fue por una senda clara,/diciéndonos: Hacedme/ un duelo de labores y esperanzas". El texto fue leído por el filósofo y catedrático universitario Pedro Cerezo, académico de la de Ciencias Morales y Políticas.

Durante la ceremonia se escuchó asimismo la versión musical que "Mus" hizo de "Adiós", poema de García Rúa que éste recita en la grabación que firmó en 2010 el grupo gijonés. Un texto en el que su autor habla de su Asturias natal. Nacido en Gijón el 31 de agosto de 1923, ciudad en la que el pensador anarquista mantiene una notable ascendencia por su papel fundamental en la academia obrera de la calle Cura Sama o en las Comunas Revolucionarias de Acción Socialista, la familia ha querido que descanse en Granada. No sólo porque fue la ciudad cuya Universidad le acogió haciéndole justicia, sino porque en ella reposan también su mujer, Gisela, y su hijo Emilio José.

"¡Viva la anarquía!", se escuchó ayer en el cementerio de San José cuando se selló el nicho que acoge los restos de nuestro compañero. Éste consagro gran parte de su vida a un ideario y a un compromiso político al que llegó, según relató cuando dictó sus memorias para el diario La Nueva España, por el testimonio de un muchacho que sobrevivió a los fusilamientos en Gijón en la Guerra Civil. Pasó por los campos de concentración en los que Francia recluyó a los exiliados españoles; trabajó en la construcción y en Mina La Camocha; fue adjunto de Antonio Tovar en la Universidad de Salamanca y lector en la de Maguncia, en Alemania; hizo la tesis sobre Séneca y escribió libros sobre las ciudades que amó y los días en los que no dejó de expresar su amor por la libertad. Y de todo ello se habló ayer en Granada al darle el último adiós.

Guardar

Guardar

153 comentarios

Deja un comentario

Asegúrese de introducir toda la información requerida, indicada por un asterisco (*). No se permite código HTML.

volver arriba

Info(A)

 

Contrainfo

Miradas(A)

Opinión(A)

Anarcofeminismo

Eventos