Menu

Sergi Hernández: "La solidaridad ha sido, es y será nuestra mejor arma."

  • Escrito por  La Haine
Sergi Hernández: "La solidaridad ha sido, es y será nuestra mejor arma."

Presentamos la entrevista que La Haine ha realizado a Sergi Hernández, activista libertario y antifascista condenado a tres años de prisión por protestar contra un concierto nazi.

El activista libertario y antifascista Sergi Hernández, está a la espera de una petición de indulto tras haber sido condenado a tres años de prisión por los hechos del 12 de Octubre de 2011, cuando un grupo de antifascistas intentaron impedir la celebración de un concierto nazi organizado por el partido fascista Democracia Nacional en el barrio de Poblenou en Barcelona. Además Sergi tenía otras dos causas más abiertas, una por la huelga general del 29M, y otra por la ocupación simbólica del Hotel Mandarín Oriental, frente a la bolsa de Barcelona, el 1º de mayo de 2010

La Haine.- Cuéntanos que es lo que ocurrió el 12 de Octubre de 2011
 
Sergi.- Como cada año fuimos a la manifestación unitaria “12 d'octubre: Res a celebrar” para denunciar lo que significa el día de la hispanidad, el expolio a América Latina, y lo que signifia hoy en día como día de exaltación racista y patriótica.
Después de esa manifestación por el centro de Barcelona, que fue multitudinaria, unas 200 personas fuimos a otra convocatoria que había en Poblenou para protestar a las puertas de un concierto neonazi organizado por Democracia Nacional.
 
Ya sabíamos de la existencia de ese concierto desde hacía semanas, el primer sitio donde habían planteado hacerlo era en Sabadell, ante la presión de distintos movimientos sociales, grupos antifascistas, anarquistas y comunistas el ayuntamiento acabó posicionándose contra la celebración del concierto en Sabadell y amenazando con cerrar la sala que permitiese el evento. Ese mismo 12 de Octubre nos enteramos de que el concierto finalmente se iba a celebrar en el local “The other place”, un local frecuentado por una banda de nazis moteros, los Ángeles del infierno, gente que tiene historial de tráfico de drogas, armas, proxenetismo, extorsión, secuestro... Era el primer concierto nazi que se hacía en Barcelona en muchos años, y además lo hicieron de una forma abierta y pública y valoramos que había que dar una respuesta clara frente al fascismo. Fuimos unas 200 personas a la puerta del local e intentamos impedir que se celebrara el concierto, los mossos cargaron, todos corrimos y en la carga nos detuvieron a dos personas. Me llevaron a la comisaria de las Corts donde estuve dos días en el calabozo. El trato recibido en comisaría fue más o menos correcto y tras llevarme declarar ante el juez salí en libertad, fuera del juzgado había un grupo de compañeros esperándome para trasladarme su apoyo.
 
La Haine.- Tras esta detención sufriste otra cuando arrancásteis con la campaña de tu caso, ¿Qué nos puedes contar sobre esa detención?
 
Sergi.- Cuando ya teníamos la petición de cinco años de prisión arrancamos con la campaña, junto con mi grupo de apoyo sacamos unas octavillas para darle difusión al caso. Era la manifestación del 1º de mayo y fuimos a repartirlas entre los manifestantes. Al cabo de un mes y medio me detuvieron cuando estaba yendo a trabajar. Aparecieron los mossos y me dijeron que estaba detenido por los altercados de la manifestación del 1º de mayo. Estaba tranquilo relativamente por que no había hecho nada, pero era consciente de que podían hacerme un montaje, además una de las estrategias que utilizan los mossos es el coordinar el día de la detención con el día que en el juzgado de guardia esté un juez que a ellos les interese por que sea especialmente duro con detenidos antifascistas, libertarios...
Se inventaron una acusación según la cuál yo y otro compañero estábamos repartiendo pasamontañas y dirigiendo los disturbios. Se basaron en el testimonio de un periodista de Telecinco, que fue citado a declarar en comisaría. Él simplente había declarado que nos vió en la manifestación, pero los mossos cambiaron su declaración (por eso es muy importante no declarar nunca en comisaria) y pusieron que el periodista dijo que nos había visto dirigir los disturbios. Me dejaron en libertad a la espera de ir a declarar ante el juez. Dos semanas después archivaron la causa tras declarar nuevamente el periodista ante el juez negando la declaración que habían presentado los mossos.
 
La Haine.- A parte de estas dos detenciones tienes dos causas más abiertas...
 
Sergi.- Sí, una de ellas fue por la ocupación simbólica del Hotel Mandarín Oriental, frente a la bolsa de Barcelona, el 1º de Mayo de 2010. Por esa causa tengo una condena firme de 9 meses que está a la espera de un recurso que hemos presentado*.
 
La otra fue por la Huelga General del 29M del 2012. Fue por el piquete que se realizó a la mañana en Badalona, fue un piquete muy combativo en el que hubo corte de la autopista durante tres horas, y se hizo una manifestación como hacia tiempo que no se veia en Badalona. Después de la huelga los mossos fueron, poco a poco, deteniendo a gente por los piquetes de la huelga. En vez de detener a todo el mundo a la vez fueron espaciando las detenciones en el tiempo con el objetivo de evitar la solidaridad y para infundir miedo. El 15 de junio de 2012 vinieron cuatro mossos encapuchados en un coche y me detuvieron cuando estaba en la calle.
Somos 10 personas en este caso, la fase de instrucción ya ha terminado y estamos a la espera de que la fiscalía haga el escrito de acusación, se nos acusa de desordenes públicos, daños y coacciones.
 
La Haine.- ¿Como se desarrolló el juicio por los hechos del 12 de Octubre de 2011?
 
Sergi.- El 1 de mayo de 2014 empezamos la campaña por el caso, empezamos a hacer charlas, cafetas y actos para sacar dinero para la responsabilidad civil que nos pedían y para denunciar el fascismo y denunciar la figura de Alejandro Fernández, que es el nazi que nos denunció y que fue herido en los disturbios, es miembro del partido fascista Plataforma por Catalunya y del Casal Tramontana. Fijaron el juicio para octubre de 2014, ese día se hizo una concentración de apoyo frente al juzgado, aparecieron unos 30 nazis y empezaron a agredir a los asistentes a la concentración ante la pasividad de los Mossos que custodiaban la puerta del juzgado. El juicio se suspendió al no venir el abogado del otro acusado.
 
Finalmente al cabo de dos semanas se celebró el juicio. Alejandro Fernández se contradijo en sus declaraciones, describió al otro acusado pero dijo que quién le había agredido era yo, Sergi Hernández. Después cambió su declaración y dijo que le habían agredido dos personas. La policía también se contradijo, dijo que no me perdieron de vista en todo el rato. Mi abogada preguntó que si no me habían perdido de vista en todo el rato porque inicialmente no me acusaron de lesiones, sino de desordenes públicos y daños. Si según ellos me habían visto todo el rato tendrían que haber visto la supuesta agresión y haberme acusado de lesiones desde el principio.
 
Por su parte, el fiscal se centró en que reconociéramos que habíamos ido a la manifestación y que habíamos ido por motivos políticos. Aún con todas las declaraciones contradictorias dieron por probado que yo estaba en la manifestación por motivos políticos y metieron el agravante de “odio ideológico”. Es decir, nos condenaron simplemente por haber acudido a la manifestación, en ningún momento se demostró que yo fuera la persona que agredió a Alejandro Fernández. Al cabo de tres semanas vino la condena de dos años y el pago de 14.000 euros por responsabilidad civil, frente a los cinco años y medio que pedía la fiscalía y los cinco que pedía la acusación particular.

La Haine.- Tras el juicio y la condena, la acusación particular recurrió la sentencia al Tribunal Supremo...
 
Sergi.- Efectivamente, la acusación particular presentó un recurso y finalmente el Tribunal Supremo valoró que a consecuencia de las lesiones a Alejandro Fernández había sufrido una deformidad en la cabeza, por lo cuál aumentó la condena de dos a tres años. El 10 de junio me notifican la sentencia, y pedimos una suspensión de condena mientras se valora la petición de indulto. El tema de pedir el indulto, aunque no esté de acuerdo con pedirle nada al estado, para mí ha sido un tema práctico, para poder alargar el proceso y seguir con la campaña y difundiendo el caso. Tenían que contestar a finales de julio pero aún no nos lo han notificado y estoy con la incertidumbre esperando que se resuelva el indulto.
 
La Haine.- ¿Como valoras el incremento de actividad fascista en los últimos tiempos, con el aumento de agresiones fascistas o la proliferación de los mal llamados “Hogares sociales”...?
 
Sergi.- En los años 80 y 90 había muchos grupos fascistas actuando, se les combatió en Barcelona y en toda Catalunya y se quedaron básicamente con su reducto por la zona del Vallés, abandonaron la línea política y pasaron a una línea más de delincuencia, con tráfico de armas, drogas, etc...
 
Hace unos años con el repunte de la crisis, y en Catalunya concretamente a raíz del proceso soberanista, ha habido un resurgir del movimiento fascista. El fascismo se reorganizó y cambió su estética y su lenguaje, dejaron sus botas y tirantes y se pusieron traje, en Catalunya se plasmó con el Casal Tramontana, con la idea de hacer un centro social al estilo de Casa Pound, que es un movimiento fascista que ocupa casas en Italia repartiendo comida sólo para la gente autóctona, introduciendo un discurso ambigüo para ganar adeptos. El fascismo está dejando de ser grupos de hooligans y de skins y cambiando sus formas de actuar, por eso creo que es necesaria y básica la lucha y la denuncia día a día en la calle, por que si no en poco tiempo aquí va a pasar como está pasando en Grecia con Amanecer Dorado, o como está pasando en Italia, Ucrania, Hungría...
 
Están tratando de que el fascismo vaya por esa vía y no podemos permitir que pase y tenemos que esforzarnos para que el fascismo no crezca, y si me cuesta a mí o a otros compañeros la cárcel es el precio que tenemos que pagar para parar a estos movimientos fascistas
 
La Haine.- ¿Como enmarcas la oleada represiva que ha tenido lugar en los últimos años en todo el estado?
 
Sergi.- Está claro que hay una oleada represiva ante un resurgir del movimiento anarquista, asambleario y autogestionario y que lucha contra el estado y el capital y por lo tanto también contra sus perros de presa: el fascismo.
 
En un contexto de huelgas generales, organización, marchas de la dignidad, okupaciones, empoderamiento de las clases populares... El estado tiene dos vías para reprimir y hacerle frente a los movimientos antifascistas y anticapitalistas: Una es la de los fascistas, a los que, cuando ven peligrar sus privilegios financian, permiten y toleran, y la otra vía es la de la represión directa por medio de la policía y la judicatura.
 
Utilizan todos los medios para amedrentar a la gente que estamos en la lucha y organizadas. Han financiado nuevos organismos y estructuras represivas, las antiguas brigadas de información se han convertido en la Comisaria General de Información, con una estructura organizativa de más de 200 agentes destinados a investigar y hacer un seguimiento de las personas políticamente activas: anarquistas, comunistas, independentistas, activistas anti-desahucios... todos somos fichados y controlados Lo mismo que era la policía político social de Franco, pero en democracia, con el objetivo de cortarle las alas a los movimientos de empoderamiento popular, seguir manteniendo sus intereses de clase y que todo siga igual.
 
Frente a esto nuestro trabajo es el de la organización, la lucha, la acción directa y la insumisión.
 
La Haine.- ¿Como has afrontado a nivel personal el proceso y la condena?
 
Sergi.- Va por diferentes fases, al principio cuando te detienen tienes una causa y vas viendo como va, pero en cuestión de un año tuve tres causas represivas que se me acumularon. Tras eso ya vas viendo que te puedes librar de una o de otra, pero eres consciente de que se van acumulando y vas viendo que tus días en la cárcel es posible que estén cerca. Después vas viendo que las fases de instrucción van llegando y lo que era papel se va a plasmando en los diferentes procesos. Mi actitud ha sido ponerme en lo peor y si viene algo mejor pues alegría que te llevas, pero si te pones en lo mejor es cuando te hundes si finalmente tienes que entrar. Poco a poco lo vas viendo cada vez más cerca y aunque se hace duro poco a poco lo vas asumiendo.

Lo mejor es toda la ayuda y la solidaridad que estoy recibiendo, gente que no conozco pero que sé que se ha estado moviendo para denunciar mi caso. En estos momentos es cuando se ve el sentido de la frase “la lucha nos da lo que el poder nos quita”. Se ve cuando gente que no conoces, desde otros sitios, da su tiempo, hace una pancarta o pone dinero para la campaña simplemente por apoyar una causa que es justa. Eso te llena de orgullo, convicción y motivación.
 
Es básico que estemos organizados, si no lo estamos la lucha no va a llegar a ningún sitio. Debemos de juntarnos en espacios temporales y físicos con personas que piensen como nosotros para cambiar las cosas y extender la idea a otras personas que conviven con nosotros. La única forma de que al final ganemos nosotros es organizándonos. Casos como el de Gamonal o el de Can Vies crean redes que hacen que se pueda contestar a nuestras necesidades y responder a las agresiones del estado. Somos las dos caras de la lucha, atacamos al estado pero con alegría y con revolución.
Para terminar quería recordar los casos represivos actuales, y mandarle un fuerte abrazo a Alfon, a los compañeros represaliados en los casos piñata y pandora, aturem el parlament, Can vies, los de la huelga del 29M, compañeros de CNT Barcelona, las compañeras de CGT Laura y Eva, y tantos otros casos. La solidaridad ha sido, es y será nuestra mejor arma.
 
La Haine.- Muchas gracias Sergi y mucho ánimo!
 
* Al acabar la entrevista suena el teléfono de Sergi, es su abogada que le informa de que ha sido absuelto de la causa por la cuál había sido condenado a 9 meses por la ocupación simbólica del Hotel Mandarín Oriental el 1º de mayo de 2010, al haberse aceptado su recurso a la sentencia. La mejor manera de acabar una entrevista a un represaliado político.

Inicia sesión para enviar comentarios
volver arriba

Info(A)

Contrainfo

Miradas(A)

Opinión