Menu

España, destino tercer mundo

«No se hicieron las revoluciones con palmas al aire ni con consignas ilusorias sino con adoquines y sangre. Corríjanme, pero no conozco ni una sola revolución que haya triunfado a base de lemas y buenas intenciones. Desde la americana hasta la soviética, o la reciente de la primera árabe, todas han derramado un generoso caudal de sangre. Queridos amigos del 15-M, los niños galeses no salieron de las minas en el siglo XIX porque los potentados sintieran lástima de sus caritas tiznadas y de los lamentos de sus progenitores.

Leer más ...
Suscribirse a este canal RSS

Info(A)

Contrainfo

Miradas(A)

Opinión